Modelos de licenciamiento

La propiedad intelectual, desde el punto de vista de la tradición continental europea, supone el reconocimiento de un derecho particular en favor de un autor u otros titulares de derechos, sobre las obras del intelecto.

En los términos de la Declaración Mundial sobre la Propiedad Intelectual (votada por la Comisión Asesora de las políticas de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el 26 de junio del año 2000, es entendida similarmente como “cualquier propiedad que, de común acuerdo, se considere de naturaleza intelectual y merecedora de protección, incluidas las invenciones científicas y tecnológicas, las producciones literarias o artísticas, las marcas y los identificadores, los dibujos y modelos industriales y las indicaciones geográficas.

 

El siglo XX fue el siglo del copyright y  los derechos de autor. Tras la convención de Berna se funda el BIRPI (Bureaux internationaux réunis pour la protection de la propriété intellectuelle), actualmente hoy OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual). Aparecen ya las primeras sociedades de derechos como la SAE (hoy SGAE)  y farmaceúticas y empresas tecnológicas consolidaron sobre el sistema de patentes su modelo de negocio. La segunda mitad del siglo, con el estallido industrial de la música popular y universalización del mercado audiovisual concentrado en EE.UU., llevaron a la formación de un gran mercado cultural mundial dependiente de la homologación internacional de la propiedad intelectual.

 

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la propiedad intelectual es un tipo de propiedad, esto significa que su propietario o titular puede disponer de ésta como le plazca y que ninguna otra persona física o jurídica podrá disponer legalmente de su propiedad sin su consentimiento. Naturalmente, el ejercicio de este derecho está sujeto a limitaciones.

  • Propiedad industrial: comprende las invenciones, patentes, marcas, dibujos y modelos industriales e indicaciones geográficas de origen.
  • Derechos de Autor: que comprende las obras literarias y artísticas, tales como las novelas, los poemas, las obras de teatro, las películas, las obras musicales, las obras de arte, los dibujos, pinturas, fotografías, esculturas, y los diseños arquitectónicos.
  • Derechos Conexos: comprende las interpretaciones o ejecuciones de los artistas, la producción de fonogramas y las actividades de los organismos de radiodifusión

 

Propiedad Industrial

Al tratarse de un tipo de propiedad intelectual, ésta guarda una estrecha relación con creaciones del ingenio humano como las invenciones y los dibujos y modelos industriales. Las invenciones se constituyen como soluciones a problemas técnicos y los dibujos y modelos industriales son las creaciones estéticas que determinan la apariencia de productos industriales. Además, la propiedad industrial incluye las marcas de fábrica o de comercio, las marcas de servicio, los nombres y designaciones comerciales, incluidas las indicaciones de procedencia y denominaciones de origen, y la protección contra la competencia desleal. Aquí, la característica de creación intelectual -aunque existente-, es menos prominente, pero lo que importa es que el objeto de la propiedad industrial consiste típicamente de signos que transmiten una información a los consumidores, concretamente en lo que respecta a los productos y los servicios que se ofrecen en el mercado, y que la protección va dirigida contra el uso no autorizado de tales signos, lo cual es muy probable que induzca a los consumidores a error, y contra las prácticas engañosas en general.

Derechos de autor

Este guarda relación con las creaciones artísticas, como los poemas, las novelas, la música, las pinturas, las obras cinematográficas, etc. La expresión “derecho de autor” hace referencia al acto principal, respecto de las creaciones literarias y artísticas, que sólo puede ser ejecutado por el autor o bajo su consentimiento (derecho patrimonial). Ese acto es la producción de copias de la obra literaria o artística, como un libro, una pintura, una escultura, una fotografía, una película y más recientemente contenidos digitales. La segunda expresión, “derechos de autor” (o derechos de los autores), hace referencia a los derechos de la persona creadora de la obra artística, su autor, lo cual pone de relieve el hecho, reconocido en la mayor parte de las legislaciones, de que el autor tiene ciertos derechos específicos sobre su creación (derechos morales), por ejemplo, el derecho de impedir una reproducción distorsionada que sólo él puede ejercer, mientras que otros derechos, como el derecho de efectuar copias, lo pueden ejercer otras personas (derecho patrimonial concedido a un titular), por ejemplo, un editor que ha obtenido una licencia a tal fin del autor.

Críticas a la propiedad intelectual

Autores como Stephan Kingsella, Julio Cole, Alfredo Bullard  o Enrique Pasquel sostienen que los derechos de propiedad intelectual no son necesarios para promover la creatividad y el avance científico e imponen costos muy altos para la sociedad. Por ejemplo, incentivan costosísimos litigios judiciales, desincentivan la creación de mayor conocimiento una vez que el creador tiene el monopolio del derecho de propiedad intelectual. Recientemente, el especialista en propiedad intelectual peruano Gustavo Rodríguez García ha contestado las críticas esgrimidas contra la propiedad intelectual en tanto que, según sostiene, las disposiciones legales establecen limitaciones destinadas a balancear la exclusividad de los derechos con el libre acceso.

 

 

OPINIÓN PERSONAL:

En síntesis con lo expuesto anteriormente, creo que la ley de propiedad intelectual es necesaria ya que de esta manera se protege al autor intelectual de la obra y sus derechos.

Pero actualmente, la SGAE ha tomado el rumbo de la avaricia y de la usura. Desde un tiempo a esta parte considera delito reproducir música en bodas, bautizos o comuniones sin la pertinente autorización (previo pago, claro) Poniendo como excusa la protección de los derechos de autor.

Esta organización pretende llevarse comisiones cobrando al consumidor impuestos completamente invisibles:canon por mp3, móviles, descarga de música…. sin ningún tipo de control por parte del Gobierno.

Es hora de que la sociedad actúe.

Anuncios
Published in: on 22 diciembre 2008 at 17:13  Comments (1)  

Análisis de medios:ABC

  1. Análisis de puntos informativos:

. Noticias, publicidad, juegos, chat, tienda ABC, nube de tags(blogs), fotos de sociedad, la Bolsa, clasificación de fútbol, opinión, tráfico y hemeroteca.

.Ofrece una gran diversidad de productos informativos puesto que da la posibilidad a los lectores de leer artículos de actualidad, de opinión y de poder participar ellos mismos dando su opinión de cada noticia a través de chats.

.Grado de actualización:cada pocos minutos.

2.       Análisis de servicios e información complementaria: ABC en el móvil, suscripción a ABC, preimios ABC, lotería, esquelas, horóscopo, descarga de juegos, callejero (guía QDQ), buscador de vuelos y hoteles(Edreams), regalos del periódico (cámara samsung, películas…)

.Ofrece tanto actividades de ocio para el lector, como información para que le sea útil en sus actividades(callejero, tráfico), y también diferentes obsequios que se pueden adquirir comprando el periódico.

.Valoración de contenidos publicitarios: hay un equilibrio entre publicidad y contenidos en la página inicial. Aún así, cuando nos queremos dirigir a cualquier sección del periódico, antes de ver la información, la pantalla principal se cubre de publicidad no deseosa puesto que no hemos solicitado verla.

3  .Análisis de participación: comentarios, noticias de actualidad, encuestas, publicación de artículos y chats.

Published in: on 8 diciembre 2008 at 15:58  Comments (4)  
Tags: , , , ,